¿Qué es la usabilidad y experiencia de usuario (UX)?. Claves para mejorar la usabilidad de tu web

usabilidad-experiencia-usuario-ux-alsernet

¿Harto de oír hablar de la usabilidad y la experiencia de usuario (UX)? Sí es así, en este post te explicamos qué es cada uno de esos conceptos, en qué se diferencian y cuáles son las claves para mejorar la usabilidad de tu web.

 

La ISO (Organización Internacional para la Estandarización) ofrece la siguiente definición de usabilidad en la ISO/IEC 9126:

“La usabilidad se refiere a la capacidad de un software de ser comprendido, aprendido, usado y ser atractivo para el usuario, en condiciones específicas de uso.”

 

A partir de esta definición podemos extraer unos principios básicos en los que se basa la usabilidad:

 

Facilidad de aprendizaje:
Aunque en gran parte depende de los conocimientos previos del usuario y de la estandarización de ciertos elementos, se basa en la facilidad para que el usuario interactúe con la web, para la cual ésta debe de ser predictible y mantener consistencia a lo largo de todo el site.

 

Facilidad de uso:
Este principio se relaciona con la eficacia y eficiencia de la web; es decir, para que con el menos números de pasos naturales se consiga el objetivo esperado.

 

Flexibilidad:
Para que la web se adapte a los diferentes usuarios que pueden interactuar con ella.

 

Cuando hablamos de páginas web, un término muy relacionado con la usabilidad es la accesibilidad que es el grado en el que todas las personas pueden utilizar la web, “independientemente de sus capacidades técnicas, cognitivas o físicas”.

 

“El poder de la web reside en su universalidad. El acceso para todo el mundo, a pesar de la discapacidad, es un aspecto esencial”. Tim Berners-Lee (Director e inventor de la Red Mundial Web, quien estableció la primera comunicación entre un cliente y un servidor usando el protocolo HTTP en noviembre de 1989).

La experiencia de usuario, en cambio, se refiere al grado de cumplimiento de las expectativas del usuario a la hora de interactuar con una web o aplicación; es decir, propiamente a su experiencia. Por lo tanto, la experiencia de usuario hace referencia a cómo se siente el usuario antes, durante y después de haber usado un sitio web. Por lo tanto, aunque está muy relacionado, va un paso más allá del concepto ya definido previamente de usabilidad web y no son recíprocos; así, por ejemplo, podemos estar ante una tienda online en la que compre un determinado producto de forma fácil, por lo tanto la web sea usable, pero la experiencia de usuario no sea satisfactoria porque sólo me facilitaban un método de pago por tarjeta, prefiriendo yo utilizar otro alternativo, como pagar por paypal.

 

Por el contrario, parece bastante lógico que para que la web cause una buena experiencia al usuario, ésta sea fácil de usar, es decir, exista usabilidad web, puesto que si el usuario no consigue realizar el cometido que espera, sentirá frustración. Pero como hemos dicho antes, usabilidad no implica buena UX.

Muy relacionado con la experiencia de usuario (UX) está la experiencia de cliente (CX) que engloba todas las interacciones que tiene un cliente con la marca a través de los diferentes canales y que en gran medida está fundamentada en el resultado de la suma de experiencias memorables que tiene un cliente con la empresa, muy especialmente de aquellas con alto impacto emocional.

 

Siguiendo el ejemplo anterior, podríamos decir que una tienda online es usable porque me permite la compra del producto deseado en poco pasos y de forma intuitiva, además la experiencia de usuario fue satisfactoria puesto que el método de compra que deseaba utilizar estaba permitido y los gastos de envío fueron gratis, pero en cambio, llevo esperando por el producto una semana y en las redes sociales omiten mis quejas, por lo que mi experiencia de cliente es pobre y no volveré a comprar en esta tienda online, además de que hablaré mal a mis amistades sobre la marca y opinaré despectivamente en foros de opinión

Consejos para mejorar la usabilidad y  la experiencia de usuario:

 

  • La navegación tiene que ser clara. El recorrido por la web tiene que ser intuitivo para lo cual es recomendable que crees un usuario tipo (user persona) y así comprender sus objetivos y motivaciones, para saber cómo ellos usarán tu web, y no con la lógica con la que lo harías tú mismo, que conoces el proyecto, la terminología técnica y la navegación. Los usuarios tienen que encontrar los datos que necesiten de fácilmente por lo que la arquitectura de información tiene que estar bien organizada. Apunta esta premisa: al usuario, no le hagas pensar. Hazle sentir.

 

  • Realiza un diseño limpio, simple y claro,  para destacar las llamadas de acción principales y concentrar la atención del usuario en las zonas relevantes del site. No conviene saturar el espacio, y mucho menos de publicidad intrusiva o contenidos poco relevantes para el usuario. Cuesta asumirlo, pero en diseño, aplica la regla de menos es más. Usa espacios en blanco para aligerar la lectura y dar descanso visual al usuario; los margin, padding, line-height, etc son tus aliados. No lo olvides, una web con un diseño atractivo influye directamente en tu experiencia de usuario porque lo hace más deseable. Por supuesto, damos por sentado que ya sabes que es absolutamente imprescindible que la web sea responsive. Si aún no tienes claro este término, pincha aquí y lee nuestro post para saber si una web es responsive.

 

  • Reducir el tiempo de carga de tu web para que el usuario no se desespere mientras carga tu contenido web y huya despavorido hacia la competencia. Este factor, además de mejorar la experiencia de usuario, reduce la tasa de abandono y el porcentaje de rebote y aumentar el ROI y la fidelidad, es decir, conseguiremos que sea un usuario recurrente.

 

  • Ofrece garantía a tus usuario a través de un certificado de seguridad SSL (Secure Socket Layer), sobre todo en el caso de intercambio de datos confidenciales. El SSL es un protocolo de seguridad que hace que sus datos viajen de manera íntegra y segura, es decir, la transmisión de los datos entre el servidor y usuario es encriptada, con lo que nos aseguramos que nadie puede leer su contenido.

 

Ahora, revisa tu web, y responde: ¿se navega con facilidad por tu web y la experiencia que genera en los usuarios es positiva? Si tienes dudas o lo tienes claro pero la respuesta es negativa, ponte en contacto con nosotros. En Alsernet te ofrecemos asesoramiento gratuito.

Sobre el autor

Escrito por Alba García Ferro

Alba García Ferro

UI Developer en Alsernet 2000

0 comentario(s)

Aún no hay comentarios, ¿quieres ser el primero?

Deja un comentario

¿Te ha gustado?

Suscríbete a nuestro newsletter y semanalmente recibirás en tu correo nuestros mejores post.

Este site usa cookies. Si continúas navegando consideramos que aceptas nuestra política de cookies